¡COMPARTE
ESTA HISTORIA!
Cuatro veces que un equipo argentino pagó por menospreciar al mexicano

Cuatro veces que un equipo argentino pagó por menospreciar al mexicano

ENVIAR
Cuatro veces que un equipo argentino pagó por menospreciar al mexicano

Cuatro veces que un equipo argentino pagó por menospreciar al mexicano

Es turno para que Tigres le haga pagar su soberbia a un equipo de Argentina

Argentina.- En Argentina es moneda común menospreciar a los equipos mexicanos. Con el 0-0 en la ida el propio Egidio Arévalo aseguró que River y los medios locales ya se sienten campeones, sin embargo, en más de una ocasión el equipo mexicano le hizo pagar cara su soberbia a los pamperos.

Aquí un recuento de las ocasiones en las que un equipo mexicano sorprendió a un conjunto argentino

Chivas humilló a Boca

El Boca del Chino Benítez se instaló en cuartos de final como el rival a vencer. Con la eliminatoria cerrando en la temible Bombonera todos daban el partido ante las Chivas como un mero trámite. 90 minutos después García, Bravo, Alfaro y Bautista más un tremendo baile en el Jalisco dejaron al borde del KO al Xeneize.

La vuelta sólo sirvió para una cosa, que Boca Juniors se terminara por humillar solo. El técnico le escupió al Bofo Bautista y la frustración de no poderle hacer ni un solo gol a Jesús Corona (prestado para ese encuentro) sacaron lo peor de Palermo y compañía.

Cruz Azul echa a River en el Azteca

En Argentina se decía que ese River era una máquina de hacer goles. Yepes, Saviola, Ortega y Coudet llegaban ante Cruz Azul luego de golear 5-0 al Emelec y anotar 13 goles en seis encuentros. River esperaba sentenciar la serie en casa y hacer del viaje a México una visita turística.

Cruz Azul le amargó la experiencia y después del 0-0 en la ida, Cardozo y Palencia se encargaron de hacer explotar al Estadio Azteca en una exhibición de futbol mexicano.

Chivas echa a Vélez

El 0-0 en la ida y el plantel plagado de estrellas que tenía Vélez hizo pensar en Argentina que todo estaba dicho. Chivas llegó como víctima al Fortín y se llevó el botín completo. Dejó a la Libertadores sin equipos argentinos y al Bofo como uno de los mejores jugadores en la cancha.

Y lo hizo otra vez...

Debido a un problema de salud, Chivas no pudo jugar la segunda ronda de la Libertadores 2009. Se le dio el pase directo en la siguiente edición y nuevamente Vélez se los volvió a encontrar. El problema es que México estaba cerca de jugar el Mundial y Chivas sufriría la baja de varios Seleccionados.

Con Liborio Sánchez en el arco, Guadalajara aguantó los embistes de Vélez y una vez más lo echó de la Copa Libertadores ante la sorpresa de todos.

Mención aparte merecen las actuaciones de Cruz Azul en la final ante Boca Juniors que después de caer en la ida se levantó y ganó el partido de vuelta poniendo contra la pared a Boca en Argentina.

Y el Santos Laguna del 2004, que derrotó a River Plate 2-1 en el Monumental y en una tanda de penales para el olvido, el árbitro ayudó a los Millonarios cuando Lucchetti ya había atajado el penal de Montenegro.

Comentarios

Más deportes