¡COMPARTE
ESTA HISTORIA!
Especiales Azteca | Cuatro años de la muerte de Noé Hernández

Especiales Azteca | Cuatro años de la muerte de Noé Hernández

ENVIAR
Especiales Azteca | Cuatro años de la muerte de Noé Hernández

Especiales Azteca | Cuatro años de la muerte de Noé Hernández

El medallista en marcha en Sydney 2000 estuvo cerca de ser futbolista profesional

Noé Hernández, un luchador en la vida y en las pistas murió un día como hoy pero en 2013, a causa de un paro cardiorespiratorio.

Antes de ser marchista estuvo cerca de debutar en la Primera División del futbol mexicano, pero él mismo contó por qué no lo logró: “Jugaba en las fuerzas básicas de Toros Neza. Tuve la oportunidad de debutar, pero me pidieron dinero. Si no tenía para comer, menos para pagar a alguien que me debute”.

Por ello se enfocó a la marcha y ahí fue donde encontró su verdadera vocación. Trabajaba por las mañana en los semáforos y por la tarde entrenaba y a pesar de las carencias que tenía, nunca bajó los brazos: “Mi entrenador decía que de la realidad tenía que sacar el hambre de triunfo”.

Gracias a tu fortaleza y disciplina, "El Chivo" logró calificar a los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 donde brilló con luz propia e hizo historia en la marcha de nuestro país.

Consiguió la medalla de plata en los 20 kilómetros, la cual fue la recompensa a todo el trabajo realizado, los sacrificios que hizo y el apoyo de la gente que estuvo con él: “Pasas de dos a mil amigos, todos te conocen; yo tengo bien en la mente quiénes creían en mí: mi familia, mi entrenador y otras dos o tres personas”.

Sin embargo, en el 2013, ya retirado, sufrió un ataque donde fue baleado fuera de un antro en Los Reyes, La Paz. A consecuencia de ello perdió el ojo, pero pudo recuperarse de los daños que también tuvo en el cráneo.

A pesar de la mejoría el 16 de enero sufrió un paro cardiorespiratorio que le quitó la vida. Además de la medalla de plata ganó el Campeonato Centroamericano y del Caribe en Bridgetown, Barbados, en 1999.

Comentarios

Más deportes