¡COMPARTE
ESTA HISTORIA!
Nachspielzeit: Fútbol, dinero y responsabilidades

Nachspielzeit: Fútbol, dinero y responsabilidades

ENVIAR
Nachspielzeit: Fútbol, dinero y responsabilidades

Nachspielzeit: Fútbol, dinero y responsabilidades

Gerald Fiedler explica los controles económicos de la Bundesliga

¡Servus México!

Durante los últimos meses he visto en la prensa mexicana algo que me ha llamado la atención, y sobre el cual algunas personas me han preguntado mi opinión: la situación económica de algunos clubes.

Sin decir nombres, me sorprende que hoy en día se discuta con tanto trabajo la situación laboral del futbolista en México, además de que se permita mantener la categoría a equipos con una situación económica lamentable. Lo peor es que esto no es algo nuevo.

Siendo sinceros, las reglas de la LigaMX son evadidas constantemente; y quienes pagan los platos rotos son los futbolistas que no cobran un sueldo y la afición que no recibe algo positivo de su equipo. Cuando me llegan a preguntar de esto pongo como ejemplo a la Deutsche Fussball Liga (DFL), que tiene, y exige, un estricto control sobre la situación económica de las instituciones que participan en las distintas categorías del balompié alemán. ¿Cómo funciona esto? Francamente, es algo muy complejo que trataré de resumir en las siguientes líneas.

Todo comienza cada año entre marzo y mayo; mientras se definen los grandes títulos, así como los ascensos y descensos, la DFL prepara todo para la temporada siguiente. Es aquí cuando surge un concepto vital: la Licencia. La Licencia es básicamente aprobar a los equipos que participarán en la primera y la segunda división de Alemania; es un contrato por una temporada entre la DFL y el club en el que se marcan varios requisitos y normas (basadas en un reglamento previamente acordado) que se deben cumplir.

En más de 300 páginas se detallan los aspectos deportivos, financieros, legales, administrativos, personales, infraestructurales y técnicos que cada club debe acatar para recibir la Licencia. De esta manera se ha logrado que desde el 2000 (año de fundación de la DFL) ningún equipo de Bundesliga haya detenido su funcionamiento por problemas económicos.

Gracias a estos estrictos criterios el proceso de la Licencia es todo un éxito en Alemania y favorece a todos: los equipos son estables, los estadios se encuentran en buen estado, las canteras se desarrollan y la prensa se encuentra con lugares óptimos para ejercer su labor. De esta manera los clubes tienen una relación y una imagen excelente. Pero, ¿qué pasa si un club incumple las normas? En caso de liquidez negativa, o alguna otra irregularidad, la DFL no otorga la Licencia inmediatamente; por lo tanto, el equipo se ve obligado a modificar y demostrar su solvencia hasta una fecha concreta. Una vez que la institución cumple los requisitos la DFL otorga la Licencia para la siguiente temporada, sólo que ésta incluye cláusulas estrictas que de no ser cumplidas derivan en multas económicas o sanciones deportivas, como quitar puntos en la tabla.

Si los problemas continúan y el club no puede acatar los estándares, la DFL no otorga el permiso y remueve el estatus de “profesional” a la institución, por lo que el equipo es descendido a las categorías amateur. A lo largo de su historia las organizaciones rectoras del fútbol alemán han recibido más de mil solicitudes para Licencias de Bundesliga. Sólo en 15 ocasiones se dio una respuesta negativa, siendo los casos más famosos el St. Pauli, Hertha Berlín, MSV Duisburg, Dynamo Dresden y Blau Weiss 90 Berlin.

Espero haber explicado el tema con claridad. Creo que la rigidez de la DFL es uno de los pilares principales para que la Bundesliga sea considerada una de las mejores competencias de Europa. Estas medidas son algo que debería ser adoptado por otras ligas con la única finalidad de mejorar, de tener una liga sana y un buen espectáculo.

Comentarios

Más deportes