¡COMPARTE
ESTA HISTORIA!

"Pensé que Piqué me estaba bromeando con Messi"

ENVIAR

"Pensé que Piqué me estaba bromeando con Messi"

Un exjugador del Real Madrid en la época de los galácticos, conoció a Messi y jamás pensó lo que haría en el futbol mundial

Ciudad de México. Esteban Granero, un volante del Real Madrid, era parte del equipo blanco cuando Lionel Messi recién comenzaría a destacar en el FC Barcelona y el futbol mundial.

El jugador español recordó la vez que conoció a Lio y todo pasó por su cabeza, menos que ese pequeño jugador, de menos de 1.70 metros de estatura, sería lo que es en la actualidad.

Antes de conocerlo, Gerard Piqué ya le había advertido que el Barcelona les ganaría y terminarían con el dominio blanco, pues tenían a un jugador "nuevo" que la rompía, pero Granero menospreció ese comentario.

"Lo conozco desde los quince años. Fuimos a un torneo a Villarreal con los cadetes del Madrid y estábamos en el mismo hotel que el Barça. Yo tenía buena relación con los que coincidía en la selección: Gerard Piqué, Marc Valiente, Cesc. Me crucé a Piqué por el hotel. Nosotros en aquella época les ganábamos siempre. Me vio y me agarró: ‘Este año les ganamos nosotros’. Le dije: ¡Joder, ni de chiste! ‘Sí, porque tenemos uno nuevo que es buenísimo’. ¿Quién?, le pregunté. ‘Ese de ahí’. Entonces señaló la piscina y vi a un chico pequeño, muy pequeño”.

El español no daba crédito a que ese bajito jugador sería quien pondría de cabeza a su equipo y menos si lo veía tan tímido, retraído y solitario. Si así era fuera de la cancha, no se imaginaba cómo sería dentro de ella.

“Él solo sentado al borde de la piscina con los pies en el agua, ensimismado. Piqué es un bromista, lo ha sido siempre, y pensé que me estaba vacilando. Lo que pensé fue: ‘Me está vacilando a mí y se está metiendo con su propio compañero’. Fue la primera vez que vi a Messi”.

Eso no es todo, cuando lo enfrentó se dio cuenta que su compatriota no mentía y quedó sorprendido por la calidad y forma de juego del argentino.

“Nos aplastó. Ganaron 3-0. Era espectacular. Muy bajito y fuerte como una roca. Pero la locura era cómo llevaba la bola. Pegada al pie de una forma bestial, era imposible quitársela. Impactaba, daba miedo lo que podía llegar a ser. Quince años después me lo cruzo por el campo y pienso: ‘Joder, sigue aquí’".

Por último y a pesar de haber sido rival de él en varias ocasiones, le tiene cierta preferencia sobre Cristiano Ronaldo: “A Messi lo ves y parece que le han tocado con la varita. Tú ves los golazos de Cristiano y sabes que detrás hay un millón de disparos en el entrenamiento; ves a Messi y parece que pasaba por ahí y se le ocurrió meterla en la escuadra”.

Te puede interesar: Sale Chicharito, entran los goles

Comentarios

Más deportes